No fa cap gràcia

“Visitaré tots els sants i màrtirs a les seves capelles engarjolades i els passaré l’entrepà amb la llima de la llibertat.”

El vídeo viral

Abraham, no puede quitarse de la cabeza que no deja de ser una suerte que le sacaran con los calcetines blancos, que los odia, pero que van bien para hacer deporte. Porque la excusa de los calcetines blancos le ha permitido superar la discusión con Sofía.

Cuenca

Sempre ha sigut tan idiota o sóc jo? O és que la pubertat als 40 és insuportable? Jo enfilo cap a casa i ella puja en un taxi amb la pantalla del mòbil que li enlluerna el somriure estúpid d’adolescent que fa mentre repica amb les ungles esmaltades el cristall.

Veinte horas y dos tanques: la gesta de Zvi Greengold en la Guerra de Yom Kippur

Habían pasado 20 horas desde que Zvika había salido de Nafakh con sus primeros tanques. Con cara de disculpa, le susurró a Dov: “no puedo más”. Dov le abrazó y lo llevó al centro de evacuación de heridos.

Amish Digital: una introducció

Els amish tenen regles específiques en tant a la vestimenta, el transport i el pèl de la cara, però les raons per les quals estan tecnològicament ancorats al segle XIX no són un mer refús perquè sí a la tecnologia.

Buffalo trip

Salía el sol cuando Higo Chumbo entró de nuevo en la cabaña. El ambiente estaba cargado en el interior. Higo Chumbo tosió. Esto llamo la atención del único anciano que estaba despierto.

La profecia de Tiresias

Cuando un caminante te salga al encuentro y te diga que llevas una pala de aventar sobre tu espléndido hombro, clava en tierra el remo fabricado a mano y, realizando hermosos sacrificios al soberano Poseidón un carnero, un toro y un verraco semental de cerdas vuelve a casa y realiza sagradas hecatombes a los dioses inmortales.

Manifest per la nova informació

Aquest manifest es va publicar per primer cop el 30 de maig de 2015 a la revista digital L’Endavant. Gairebé dos anys després la premsa està igual o pitjor.

Record Guinness

En la oficina me interrumpían continuamente, dándome trabajo y cosas así, y en casa, no encontré la complicidad necesaria por parte de mi mujer. Después de dos semanas seguidas de intentarlo, sentí que había fracasado.

Hnefatafl, el tablero del rey

Al igual que muchos aspectos de la cultura vikinga, que no adquirió el hábito de la crónica escrita hasta muy tarde, los orígenes del hnefatafl son difíciles de determinar.